¿Pensando en asistir?

Si estás pensando asistir al retiro, seguramente tendrás muchas preguntas. Sobre todo, qué vas a experimentar como participante.
Para poder sacarte todas esas dudas y brindarte toda la información que necesites, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.
De todas maneras, en este espacio intentaremos responder a las preguntas más habituales.

Preguntas frecuentes

¿A quién puede servirle este retiro?

El retiro está pensado para adultos y jóvenes que sufrieron abuso o negligencia, ya sea en forma física, emocional o sexual. Incluye también a quienes fueron abusados por miembros de su familia, parientes más lejanos y otros. El retiro busca trabajar el trauma psicológico, emocional y espiritual.

¿Cómo es el proceso de inscripción?

Primero invitamos a que, quienes desean participar, dejen sus datos básicos en la ficha de pre-inscripción. Cuando fijamos una fecha, enviamos un cuestionario a quienes lo hisieron, como para que podamos evaluar -con el equipo de terapeutas- si la metología del retiro será positiva para cada posible participante. Una vez que el participante es admitido, se lo invita a depositar una seña como para confirmar su participación en el retiro.

¿Qué costo tiene el retiro?

Quienes llevamos adelante el retiro somos todos voluntarios -tanto sacerdotes, terapeutas y facilitadores-. Sin embargo, el retiro se lleva adelante en una casa -con todas las comidas incluidas-; y durante el retiro utilizamos materiales. Por lo tanto, el retiro tiene un costo, que varía en cada fecha.
Sin embargo, no queremos que las dificultades económicas sean un impedimento. Por lo tanto, frente a cualquier dificultad, consultá con nosotros con toda confianza.

¿Es confidencial?

Sí, absolutamente. Desde el momento que te pre-inscribís en el retiro te aseguramos total confidencialidad.

¿Cuál es el beneficio de mezclar víctimas acusadas por sacerdotes con quienes sufrieron abuso en el sistema familiar o en instituciones?

Quienes sufrieron abuso por parte del clero testimonian que fue extremadamente bueno para ellos escuchar las historias de los demás participantes, abusados en otros ámbitos. Aseguran que los ayudó a expandir su noción de ‘víctima’, y a salir del resentimiento y el odio hacia su propio duelo.

¿Cómo puedo contactarme con quienes organizan los retiros?

(11) 15-5220-3619 | padrematias@gmail.com

El retiro me ayudó a reunir todos los avances que había logrado en la terapia. Desapareció el miedo con el que había vivido durante tanto tiempo. Y he llegado al punto en mi proceso de sanación en el que ya no siento vergüenza. Frenar la manipulación de los demás me ha dado una libertad que nunca recuerdo haber tenido. Puedo establecer límites con otros, y decir «no» cuando lo necesito.

Testimonial JUAN
JUAN
Sacerdote católico

En los seis meses después del retiro me volví una persona nueva y más completa. Adquirí más control sobre mi apetito, me siento físicamente más saludable, ya no rechino los dientes ni tengo problemas en la mandíbula, estoy aprendiendo a tomar decisiones que son buenas para mí y a permitirme cambios según veo que necesito. Y este mes encontré en mí la fuerza para ayudar a una joven que ha experimentado una situación similar a mi abuso por parte de un sacerdote.

Testimonial ALICIA
ALICIA
48 años

¿En qué consiste este retiro?

“Del dolor a la Gracia” es un retiro espiritual de cuatro días. Busca ayudar a sanar las heridas que deja una experiencia de abuso sexual. Sirve también para quienes sufrieron indirectamente el trauma (padres, hermanos, abuelos, sobrinos, etc).
Este programa, que surgió en EE.UU., también se lleva adelante en la Argentina, Canadá, Inglaterra, Australia, Francia, Eslovenia, Irlanda, El Salvador, Panamá, y Jamaica. Y próximamente en Chile y en México.

Quienes los llevan adelante -profesionales de la salud y facilitadores formados-, ayudan a los participantes a través de un programa de ejercicios con reestructuración cognitiva y trabajo de duelo. Viajar al misterio pascual de la propia vida y unir el propio sufrimiento al de Cristo, puede ayudar a compartir también la Resurrección de Cristo, encontrando amor, ternura, pertenencia, seguridad, alegría y paz.

Quienes desarrollaron este programa comprobaron que el trabajo grupal se convierte en una importante fuente de apoyo y sanación. Muchas veces el tema del abuso resulta vergonzoso y se mantiene en secreto. Un retiro en grupo contrarresta esto ya que, quienes participan, escuchan a otros que han pasado por un sufrimiento similar, que “hablan el mismo idioma”.
Es importante destacar que no se obliga a los participantes a hacer nada que ellos no quieren: sólo comparten su experiencia cuando se sienten cómodos.

Podemos ayudarte

Si sufriste abuso, es posible que hayas vivido en aislamiento y soledad, o quizá tengas miedo de ser juzgado como indigno o culpable. Queremos que puedas recuperar tu belleza única. Vale la pena que así sea.

Entendemos que puede resultarte difícil hablar de lo que pasó y que puede faltar un largo camino hasta que llegues a la decisión de asistir a un retiro como este. Por eso te invito a que te pongas en contacto con nosotros con total confianza para obtener más información. Nos comprometemos a respetar una absoluta confidencialidad.

Un mensaje de la fundadora

«Del dolor a la Gracia» es un programa psicológico y espiritual orientado a cualquier persona que haya sufrido abuso físico, emocional, sexual o espiritual, independientemente de la edad en la que hayan sucedido los hechos. También es adecuado para aquellos que han sufrido abusos por parte de un ministro o un miembro del clero.

Es un proceso que busca ayudar a las víctimas de abuso a que puedan encontrar sanción espiritual y así transformar sus vidas. Este programa fue creado para terminar con el aislamiento y el secreto del abuso dentro de un proceso de retiro que se centra completamente en la persona y en la presencia de Jesucristo, el Médico Divino. Al entrar en un viaje íntimo y movilizador a través de los Misterios Dolorosos, los participantes son invitados a unir su propio sufrimiento con la pasión de Jesús. Al viajar por el misterio pascual de sus propias vidas, también compartirán la nueva vida de la resurrección.

Este retiro es un viaje de fe. La metodología de Escrituras vivientes, junto con el diario personal, las actividades grupales, la facilitación terapéutica, la reestructuración cognitiva, las discusiones y el trabajo de duelo, ofrecen un proceso de curación efectivo que se funda en Jesucristo, la Palabra de Dios y en los sacramentos. «Del dolor a la gracia» es un poderoso viaje psicológico y espiritual que proporciona seguridad y esperanza en medio del caos emocional. Es una peregrinación a descubrir el amor, la ternura, la pertenencia, la seguridad, la alegría y la paz que a menudo faltan en las historias de víctimas de abuso.

-Dra. Theresa Burke, PhD

Sobre la fundadora del retiro

«Del dolor a la Gracia» fue diseñado por la misma persona que fundó el retiro «El Viñedo de Raquel», orientado hacia la sanación después del aborto. Para más información puede visitar: www.elvinedoderaquel.org

¿Cuáles son los objetivos del retiro?

Cuando rezamos la Oración del Señor, le pedimos a Dios que “perdone nuestras ofensas, así como también perdonamos a quienes nos ofenden”. Cuando nos perdonamos unos a otros, somos liberados del pasado, nacemos de nuevo en las posibilidades para el momento presente. ; Somos liberados de las luchas, repeticiones y recreaciones interminables de las viejas historias que han dominado nuestras vidas.
El perdón eventualmente se requiere porque es el perdón el que nos libera de la esclavitud del pasado. El perdón nos permite crecer en corazón y espíritu; permite que nuestra alma se mueva más allá del dolor. Cuanto más profundo es el dolor y más dominante es la injusticia, más nos invitan a llorar, a descender a nuestro dolor, a rendirnos y a perdonar.

Fuimos creados para amar, porque somos creados a imagen y semejanza de Dios. Una vez que ha ocurrido la curación, no tenemos miedo de enfrentar la verdad o proclamarla porque hemos sido liberados por ella. En la recuperación, las heridas que nos unen en cautiverio y aislamiento se abren, limpian y redimen cuando Cristo nos invita a encontrar significado y transformación en la victoria de Su resurrección.

De hecho, necesitamos un salvador. Necesitamos un redentor que pueda manejar los tristes secretos sucios concebidos por una humanidad pecadora y caída. Cristo es la luz. Estamos invitados a recibir amor y consuelo de alguien que ha sufrido todo lo que nosotros hemos sufrido. Jesús es el Cordero de Dios, que quita los pecados del mundo. ”(Juan 1:29) Ya ha llevado la pasión y el dolor de todos y cada uno de los pecados viciosos jamás concebidos en el corazón del hombre. Está familiarizado con el abuso, la persecución, la violencia y la traición. También ha sido víctima de quienes intentaron desesperadamente abortar su misión de amor.

¿En quién más podríamos confiar para abrazar la profundidad de nuestro dolor? ¿En quién más podemos confiar para comprender las lágrimas de dolor que ahogan nuestras almas cansadas? ¿A quién más podemos atrevernos a acercarnos para desatar las cadenas que nos han mantenido en prisiones de desesperación? ¿Quién más puede entender nuestros sentimientos de abandono, el sentimiento hundido de que Dios nos ha olvidado y que nuestros esfuerzos han sido en vano? ¿Quién más que Cristo puede modelar para nosotros la gracia extraordinaria y valiente del perdón?

Jesús enseñó que en este mundo tendríamos una gran tribulación, pero también nos prometió el regalo de su paz, una paz que el mundo no puede quitar. From Drief to Grace ayuda a los participantes a experimentar cómo las obras de Dios pueden manifestarse a través de los eventos dolorosos en sus propias vidas. El proceso los ayudará a reconocer en sus propias historias de muerte y destrucción que Jesús realmente ha venido a traernos una nueva vida. Incluso en medio de nuestro dolor hay un lugar de gracia, un momento de promesa espiritual y curación, una resurrección.

Este retiro es un viaje al corazón del sufrimiento. Es un paso de rendición en la cruz de nuestras propias aflicciones. Es un viaje directamente a los brazos extendidos de Dios mismo. Jesús ha eliminado la barrera que nos ha separado del todopoderoso “YO SOY”. Se ha roto el telón y ya no hay ninguna división entre Dios y su pueblo elegido. Nos invita a aprender quiénes somos realmente. El nos da la bienvenida. Él anhela consolarnos. Nos alienta a acercarnos a él y, por lo tanto, a descubrir nuestro verdadero ser. Su misión es un grito de justicia, hasta que todas las formas de violencia sean conquistadas a través del poder del Amor. ¡Nos invita a una nueva vida!

Nuestro manual de retiro ha recibido tanto el Nihil Obstat como el Imprimatur 29/09/2006